Cuidado de la piel

Tipos de piel: reconoce la tuya

Existen diferentes tipos de piel y cada una tiene unas características y propiedades únicas. Para que nuestra piel se conserve sana y con un aspecto radiante tiene que ser cuidada atendiendo a sus necesidades, necesidades que varían según la tipología de esta. Por ello es muy importante saber cuál es tu tipo de piel.

La tipología de piel es hereditaria pero también depende de tu estilo de vida y los factores a los que se encuentra expuesta.

En Likabio somos expertos en todo tipo de pieles, por ello hoy os contamos un poco más sobre ellas y los cuidados que necesitan.

¿Cuál es mi tipo de piel?

tipos-de-piel

Pese a que existe una amplia clasificación de tipos de pieles, las más comunes están agrupadas en cuatro tipos:

  • Piel seca:  este tipo de piel suele tener poca flexibilidad y un tacto áspero. Normalmente puede producir tirantez y picores debido a zonas irritadas, marcadas por el enrojecimiento. La piel seca es debida a la poca o nula capacidad de retener agua, ésta alteración la vuelve muy vulnerable ante los factores externos como pueden ser las bacterias.
    • Cuidados de la piel seca: es recomendable que si tienes este tipo de piel la protejas de factores externos como el frío, el sol o el viento. En cuanto a los productos cosméticos, al tratarse de una piel muy sensible y fácilmente irritable es muy conveniente optar por la cosmética natural, productos que sean suaves con nuestra piel, que la hidraten y mimen, sin elementos que pueden resultar nocivos como el alcohol o las fragancias químicas.
  • Piel normal: se denomina piel normal a una piel que está en equilibrio. Este tipo de piel luce suave, uniforme e hidratada y se caracteriza por su buena capacidad de adaptación.
    • Cuidados la piel normal: aunque a priori parezca que esta piel no necesita cuidados, lo cierto es que conviene realizar una serie de acciones diariamente. Es importante desmaquillar bien la piel antes de acostarse, con agua micelar o aceites desmaquillantes. También se debe hidratar con cremas hidratantes para pieles normales. Por último, también es conveniente realizar exfoliaciones de una a dos veces por semana con productos exfoliantes suaves, que no contengan elementos agresivos.
  • Piel mixta: estas pieles se caracterizan por presentar zonas normales o secas y zonas grasas. La piel tiende a ser más grasa en la conocida zona “T”,  nariz, frente y barbilla. Y es esta zona la que requiere más cuidados.
    • Cuidados de la piel mixta: para limpiar la zona “T” es recomendable optar por productos suaves, los productos de cosmética natural son idóneos para ello. A continuación se debe aplicar una crema hidratante matificante no grasa para hidratar la zona y cerrar los poros. Por último, aplicar una mascarilla o producto astringente y purificante. Es muy conveniente también realizar exfoliaciones para eliminar el exceso de sebo y las impurezas.
      Para las zonas más secas del rostro es muy recomendable  utilizar cremas con un grado más de hidratación que las utilizadas en la zona “T”.
  • Piel grasa: esta piel es propensa a los puntos negros, tiene un aspecto brillante y su textura es irregular. Pocas personas llegan a tener completamente la piel grasa y se suele confundir con la piel mixta. La piel grasa se suele dar debido a cambios hormonales, relacionados con embarazos o menopausia. También puede aparecer debido al uso inadecuado de productos, el estrés o la mala alimentación.
    • Cuidados de la piel grasa: al contrario de lo que se pueda pensar, la piel grasa también necesita ser hidratada y nutrida. Lo más importante sobre este tipo de piel es que no hay que caer en el error de utilizar productos con alcohol, estos eliminan el sebo temporalmente, pero a largo plazo estimulan su segregación. Entonces, ¿qué se debe hacer? Adopta el hábito de limpiar y desmaquillar la piel por la mañana y por la noche con productos suaves como leches, geles y agua micelar. Para hidratarla, opta por cremas matificantes, específicas para pieles grasas. Y, por último exfolia regularmente la piel, esto eliminará las impurezas y reducirá la producción excesiva de sebo.

¿Ya has identificado cuál es tu tipo de piel? Llega el momento de conocer qué productos son los más indicados para ella. En Likabio tenemos todo tipo de productos para los diferentes tipos de piel, que les aportarán beneficios naturales para que luzcan radiantes. Si necesitas ayuda, contacta con nosotros, te asesoraremos en todo lo que necesites.

Etiquetas: , , , ,